Cómo mantener la buena salud en invierno en 7 pasos.

Cómo mantener la buena salud en invierno en 7 pasos.

Ya dice el dicho popular “mejor prevenir que curar”. Y es bien cierto, sobre todo frente en la época invernal y los cambios de temperaturas que padecemos en el trabajo, en casa o en el metro por las calefacciones. La verdad “¡Así no hay cuerpo que aguante!”. Sin embargo con una alimentación equilibrada, ejercicio y la suplementación adecuada, nuestras defensas, esto es, nuestro sistema inmune se ve reforzado, obsequiándonos con ¡Salud y vitalidad!
Pues bien, pongámonos en marcha con algunas recomendaciones, que seguro, te ayudarán a restablecer tu estado de salud, y si es tu caso,  mantener a raya las recaídas gripales.
En el caso de la alimentación, es necesario incorporar dos raciones de frutas y verduras diariamente, sobre todo las de temporada, de proximidad y a ser posible ecológicas.
Apuntes de buena salud para nuestro cuerpo:
Primero
Comienza el día con medio vaso de agua tibia (tirando a caliente) y el jugo de medio limón. Sus propiedades son alcalinizantes para nuestro organismo ayudando, entre otras cosas, a controlar la proliferación de bacterias en el tracto urinario. También mantiene a raya el exceso de bacterias que habitan en nuestra boca reduciendo, reduciendo así el mal aliento; además de hidratarnos, favorece el que cada día evacuemos (imprescindible para un buen funcionamiento orgánico).
Segundo
Realiza alguna actividad física (hacer el amor cuenta) ya de buena mañana. Ir a caminar media hora, practicar yoga, tai qi, bailar o cualquier otra forma de mover el “body”. Podrá en marcha nuestro corazón y con ello la circulación sanguínea y linfática, o sea, más oxígeno y menos toxinas.
Tercero
Incorpora a tu dieta alimentos ricos en vitamina C. esta vitamina es indispensable para la asimilación del hierro, producción de colágeno, protección de mucosas y aunque los estudios científicos no son concluyentes, la naturaleza es sabia y el invierno nos regala frutas ricas en esta vitamina, justo cuanto más inciden los problemas respiratorios y víricos. Algunas fuentes son: mandarinas, pomelo, naranjas, kiwis, fresas, arándanos, frambuesas, pimientos verdes, perejil, coles de Bruselas, brécol, col, melón, tomate, espárragos, guisantes, patatas, piña, maíz o plátano.
Cuarto
Toma infusiones o suplementos de plantas medicinales.
Continuando con el ojo en la naturaleza, ésta nos aporta un sin fin de plantas para mantener nuestro estado de salud. Te comento dos de ellos.
La echinacea tiene un gran efecto antibacteriano y antiviral, además de potenciador de los leucocitos o también conocidos como glóbulos blanco (sistema inmune). En un estudio en la Universidad de Giessen, en Alemania, constató que esta planta inhibe el virus de la gripe A. Siendo una gran aliada de la estación más fría del año.
El tomillo, por su lado, al ser una planta muy común en nuestra zona, a veces pasa bastante desapercibida. Sin embargo los antiguas ya se beneficiaban de su capacidad anticatarral, antimicrobiana, antivírica, bactericida y expectorante con la muy socorrida “sopa de farigola” o sopa de tomillo, en tiempos de escases y necesidad se consumía mucho.
Quinto
Se recomienda dormir por lo menos siete horas. Sin embargo no es solo la cantidad de horas sino la calidad de las mismas, ya que esta calidad nos garantiza un estado de vigilia con un estado de humor regulado, disminuyendo la agresividad y la ansiedad, amén de los beneficios en el estado de memoria.
Sexto
No consumir azúcar. Ésta acidifica nuestro organismo, facilitando así la proliferación de bacterias y hongos como la cándica. Haciendo que nuestras defensas mermen.
Séptimo
Mantén una actitud positiva. Practica algún tipo de meditación, Mindfulness, Yoga Nidra o relajación dirigida. Según el Dr. Puig, un pensamiento negativo afecta negativamente nuestro sistema inmune durante seis horas. ¿Cuántos pensamientos negativos se tiene durante el día? Pues eso…nuestro cuerpo acaba sucumbiendo bajo el yugo de tanto pesimismo, estrés y negación del disfrute y placer.
Resumiendo los 7 pasos:
• Alcaliniza tu cuerpo.
• Aumenta la ingesta de fruta y verdura.
• Realiza una actividad física moderada (y sobretodo que la disfrutes)
• Toma infusiones de plantas que fortalezcan tu sistema inmunológico.
• Descansa las horas necesarias (como mínimo siete horas)
• Reduce al máximo o aún mejor, no consumas azúcar.
• Mantén una actitud positiva ante la vida.

“Una buena salud como filosofía de vida”
Espacio Aqua Aura – Centro de Salud Natural.

.

Los comentarios están cerrados.