Flores de Bach en bebés y en la primera infancia

Flores de Bach en bebés y en la primera infancia

¡Mamá no sé qué me pasa!

Las Flores de Bach es un sistema que está conformado por 38 elixires florales que fue desarrollado por el Dr. E.Bach y reconocido desde 1976  por la Organización Mundial de la Salud (OMS),  incorporando así programas sobre métodos naturales de salud. Dentro de este nuevo enfoque se comienza a valorar el entorno social y el equilibrio emocional de las personas, como factores que intervienen en la consecución de un estado saludable  individual y nutricio de lo colectivo, además de su valor preventivo.

mama-y-papa-con-bebe

 

«Nuestras experiencias tempranas
durante la concepción, la vida prenatal,
el nacimiento y el periodo neonatal
son parte de nuestro ser
y marcan profundamente quiénes seremos»
Wendy Anne McCarty

En las últimas décadas ha habido un cambio de paradigma desde el punto de vista de la vida intrauterina y su influencia en el desarrollo de la personalidad del futuro adulto. Sin embargo hasta que ese momento “adulto” llegue, existen muchas otras etapas donde se manifiestan los reflejos de la vida de aquello que el bebé vivió en su fase intrauterina, perinatal y neonatal. Etapas donde las mamás y papás se ven desbordados por la expresión del mundo emocional de su hijo/a sin saber qué hacer y a veces a dónde acudir. ¿Quién no se ha visto abocado/a a noches enteras sin dormir durante meses bajo el llanto del bebé?  Cuántas veces  hemos escuchado las frases “No sé qué hacer, con mi hijo/a todo es una disputa; todo es un no” o “Todo lo pide llorando”  o “Si no le das lo que quiere te monta el pollo”. Son algunas de las frases que ilustran la frustración de los padres, frente a situaciones con un aparente origen emocional  desconocido.

Una manera no invasiva y sí respetuosa es acompañar a nuestro pequeño/a desde el Sistema de Flores de Bach. Además de orientar a los padres, desde la Educación Prenatal, de la importancia de entender lo que le ocurre a su hijo/a tomando consciencia de todo lo vivido por ellos desde la concepción del bebé hasta los primeros meses de vida de éste, a fin de poder estar disponibles desde un vínculo sano y sin las propias proyecciones como adultos hacia el niño/a.

Las Flores de Bach ayudarán al niño/a a transitar esos estados emocionales que lo/a sobrepasan, a fin de favorecer la formación sana de un auto-concepto, una adaptación al entorno asertiva, así como favorecer el contacto y utilización de los propios recursos, descendiendo el nivel de frustración y aumentando la resiliencia.

Deja un comentario